Envejecimiento

Convenientemente ubicado para atender las áreas de la Ciudad de México

Sabemos que existen dos tipos fundamentales de envejecimiento cutáneo: extrínseco e intrínseco:

Envejecimiento extrínseco. Algunas radiaciones, como los rayos infrarrojos y sobre todo los ultravioleta, desempeñan un papel primordial y principal (fotoenvejecimiento), aunque no debe olvidarse el importante papel que desempeñan los hábitos de la conducta diaria habitual, como el tipo de dieta o el consumo de tabaco, alcohol o drogas.

Envejecimiento intrínseco. Podemos distinguir varios subtipos: a) cronológico, paralelo al paso del tiempo, en consecuencia imparable; b) genético, en el que influye como factor decisivo el fototipo cutáneo y puede conducir a envejecimiento prematuro; c) catabólico, en clara relación con enfermedades crónicas intercurrentes y debilitantes, como diversas infecciones y cánceres; d) gravitacional, en relación con la fuerza de la gravedad, y e) endocrino u hormonal, el que se analiza aquí, por disfunción o supresión de algunos sistemas u órganos elaboradores de hormonas (ovarios en la mujer, testículos en el hombre, tiroides en ambos sexos).

En relación con el envejecimiento cutáneo hormonal en la mujer, ante todo hay que destacar que los avances obtenidos en los últimos años en el conocimiento sobre la menopausia y el climaterio han permitido disminuir el número, la frecuencia y la intensidad de sus síntomas pero, en cualquier caso, siguen encontrándose algunos cambios cutáneos y la presencia de receptores cutáneos estrogénicos es imprescindible para que dichos síntomas se expresen. Se ha demostrado su aumento en la piel de la cara en comparación con la del muslo o la de la mama y están localizados principalmente en la epidermis y los anejos cutáneos (folículos pilosos, glándulas sebáceas y sudoríparas).

Alteraciones morfológicas

Se constata disminución del grosor de la epidermis en relación directa con un menor recambio celular, y atrofia dérmica, consecuencia de la disminución de la cantidad de colágeno (el grosor de la piel está directamente relacionado con la cantidad y calidad de colágeno que ésta contiene).

Asimismo, se produce una disminución de las fibras elásticas, que condiciona secundariamente otro dato trascendente en el devenir estético de la piel de la mujer menopáusica, como es el aumento de las arrugas y los pliegues cutáneos en general. También aparecen distrofias ungueales, en forma de estriaciones, surcos y uñas frágiles, e hiperpigmentación facial, en grado muy variable, dependiendo del fototipo y la exposición a la radiación ultravioleta. Además, aumentan las telangiectasias, probablemente en relación con las alteraciones funcionales de reactividad vascular.

Como ya se ha mencionado anteriormente, la disminución del colágeno dérmico es el factor más importante en la patogénesis de la atrofia cutánea y el dato más significativo del envejecimiento cutáneo hormonal. Parece ser un fenómeno relacionado con la edad, pero también estrogenodependiente, es decir, en clara relación con el hipoestrogenismo posmenopáusico.

El colágeno es uno de los constituyentes principales de la piel y el que le otorga resistencia y elasticidad. Del peso en seco de la piel humana, el colágeno representa entre el 70 y el 80%, y es el componente mayoritario de la dermis. Existen más de 10 clases de colágeno, pero los más importantes son el tipo I (80%), mayoritariamente responsable de la resistencia, y el tipo III (15%), encargado sobre todo de la elasticidad. Parece ser que la mujer posmenopáusica presenta una significativa disminución de ambos tipos de colágeno, así como de la relación III/I, en comparación con la mujer fértil. También es posible que dicho cociente esté bajo control estrogénico y que los rápidos cambios de la menopausia afecten específicamente a una reducción del colágeno III. Confirmación de esta hipótesis es la posibilidad de restaurar el colágeno y la referida ratio a valores premenopáusicos al cabo de 6 meses de iniciar terapia hormonal sustitutiva.

El contenido de colágeno cutáneo parece guardar relación con otras estructuras extracutáneas también afectadas durante el climaterio, concretamente con la masa ósea, igualmente influida por el déficit de estrógenos.

TRATAMIENTO DE LAS ALTERACIONES CUTÁNEAS EN EL CLIMATERIO Y LA MENOPAUSIA

Los cambios cutáneos que se producen en la mujer peri y posmenopáusica, aunque son fisiológicos, van acompañados de una serie de modificaciones antiestéticas y relativamente bruscas (sequedad, atrofia, arrugas) que la mujer desea evitar o al menos retrasar.

Son muchas las medidas terapéuticas invocadas con este fin, aunque en la mayoría de los casos existe controversia sobre su auténtica eficacia. Por todo lo afirmado anteriormente, es lógico que la mujer desee e intente, si es posible, prevenir, tal vez revertir, cuando menos retrasar y desde luego no precipitar o acelerar las manifestaciones del envejecimiento cutáneo hormonal antes referidas.

Diferencia Medicina Estética Life

Experimenta algo extraordinario

Nos apasiona la salud de la piel, la belleza natural y cómo puede convertirse en una parte integral de su estilo de vida. Somos gurús de la piel y prosperamos al compartir nuestra pasión y conocimiento. Le brindamos las herramientas para tomar decisiones informadas sobre el cuidado de la piel, todo en un entorno inspirador, seguro y sostenible.

-----------

Consulta de Valoración: $ 400.00 MN
Consulta Gratis al realizar algún Procedimiento
Consulta por Especialista en Cirugía

CITA DE PRIMERA VEZ

Incluye:
Cita de Valoracion y Diagnostico Dermatoestético (Con Lámpara de Wood)
Orientacion Dermatocosmética y Cosmofarmacéutica
Orientación para Limpieza Facial y Corporal en casa para evitar el envejecimiento prematuro 

Fotos de Pacientes

Centro de Atención
Baja California 192, Colonia roma. Consultorio 101. (A dos cuadras del metro Chilpancingo)


Whatsapp: 55 4098 4988
Siguenos en FACEBOOK!
Horario:
Lunes - Viernes: 12PM - 8PM
Sábado: 9AM - 2PM