Resequedad de la Piel (Fotoenvejecimiento)

Convenientemente ubicado para atender las áreas de la Ciudad de México

Desde el punto de vista clínico, el fotoenvejecimiento es el máximo responsable de la mayor parte de los cambios no deseados del aspecto de la piel. Se manifiesta en zonas del cuerpo más expuestas al sol como cara, manos, pies y escote, donde la piel se hace más áspera, toma color amarillento y aparece pigmentación irregular con diversas manchas oscuras (queratosis seniles) salpicadas de telangiectasias y arañas vasculares.

Más del 80% de nuestro envejecimiento cutáneo es producido por un exceso de radiación solar. Nuestra piel sólo envejecería un 20% si no se abusara de la exposición al sol .

Se estima que, con el paso de los años, el contenido de colágeno de la dermis disminuye aproximadamente un 1% por año, como consecuencia de la destrucción y la menor síntesis de colágeno. Ambas alteraciones son mucho más marcadas en las zonas de la piel que estuvieron expuestas a la luz solar.

CAMBIOS NATURALES DE LA PIEL

A nivel epidérmico

La epidermis adquiere un aspecto suelto, debido a que la densidad de las papilas dérmicas disminuye y con ello su función de anclaje. La capacidad de multiplicación de las células basales disminuye y así se ralentiza el proceso de renovación celular epidérmico.

A nivel dérmico

La dermis se adelgaza. La red de fibras de colágeno localizada en la dermis disminuye, el colágeno se “empaqueta” en nudos de forma irregular con grandes espacios entre los mismos. A lo largo de la evolución del fotoenvejecimiento la cantidad de elastina dérmica disminuye en gran medida en la superficie dérmica y en la profundidad de la dermis se encuentra en acúmulos gruesos, desordenados y poco elásticos. Lo cual hace que la piel tenga más tendencia a arrugarse.Las glándulas sudoríparas tienden a desaparecer o a volverse inactivas y con ello se afecta la capacidad cutánea de la termorregulación. Las glándulas sebáceas y las glándulas apocrinas disminuyen su capacidad de producción, los poros aumentan de tamaño y el pelo cambia de vello a pelo terminal en áreas no deseadas lo que confiere a la piel una apariencia más gruesa.

A nivel hipodérmico

Se genera un proceso de atrofia que disminuye sus funciones de reserva calórica y termorregulación y también facilita la aparición de arrugas. Aparece más en cara, manos y pies.Todo lo anterior conduce a la aparición de arrugas inducidas por la disminución de las papilas dérmicas, la alteración de las fibras de elastina de la dermis y en la pérdida de la función de sostén y relleno de la hipodermis. La pérdida de la almohadilla hipodérmica, la disminución de la elasticidad y la ruptura de la unión dermoepidérmica, junto con la disminución de la masa muscular, contribuye a la pérdida de firmeza, que favorecida por la fuerza de la gravedad o la fuerza de la mímica hace que se marquen las arrugas.

CAMBIOS DE LA PIEL POR EXPOSICIÓN A LA RADIACIÓN SOLAR

La exposición acumulativa al sol es el mayor factor extrínseco para la inducción de cambios acelerados en el envejecimiento de la piel. Los cambios visibles del fotoenvejecimiento en la piel incluyen:

Engrosamiento de la piel
Aparición de arrugas
Laxitud
Cambios en la coloración y manchas tipo melasma
Pigmentación irregular en forma moteada
Léntigos
Telangiectasias y púrpuras
Queratosis actínicas
Y puede desembocar incluso en carcinoma basocelular, escamocelular y melanoma.

LA PIEL QUE HA SUFRIDO DAÑO SOLAR MUESTRA LOS SIGUIENTES CAMBIOS:

Epidermis:

Los principales cambios se observan en la dermis, pero la epidermis también se muestra afectada, con alteraciones de la alineación celular y aparición de queratinocitos displásicos o atípicos.

Dermis:

Aparece la elastosis porque la radiación ultravioleta provoca una desorganización de las fibras de colágeno y una acumulación anormal de la elastina. Los precursores del colágeno I y III descienden en concentración y aumenta el nivel de entrecruzamiento de las fibras colágenas con aumento del gradiente de colágeno I/III e incremento de elastina a nivel basal.Además, la exposición a la radiación ultravioleta de la piel da lugar al aumento de las metaloproteasas, enzimas degradadoras del colágeno, la elastina y otros componentes del tejido conectivo dérmico, como proteoglicanos y fibronectina. Estas metaloproteasas se secretan en queratinocitos, fibroblastos y células inflamatorias, generándose así el el daño sustancial en todo el tejido. También aparecen otros cambios en el metabolismo de las células dérmicas (queratinocitos, melanocitos y fibroblastos), que cursa con una capacidad metabólica de reparación defectuosa.
El envejecimiento involucra a la bioquímica de los radicales libres. Éstos son moléculas sumamente reactivas, cargadas con un electrón libre, esta situación condiciona una serie de reacciones en cadena que llegan a involucrar a miles de moléculas que se oxidan y alteran los tejidos, envejeciéndolos a través del deterioro celular. Se considera actualmente que el grado de fotoenvejecimiento y de elastosis solar que sufre la piel humana es directamente proporcional a la acumulación de proteínas oxidadas.

¿QUÉ DAÑOS CAUSA LA EXPOSICIÓN SOLAR?

La piel presenta variabilidad en cuanto a su grosor, con una alternancia de áreas con una gran atrofia y áreas hiperplásicas (más engrosadas).
La pigmentación está alterada, se presentan léntigos solares (lesiones dermatológicas pigmentadas asociadas a la exposición solar crónica) junto con áreas despigmentadas habituales en piernas y brazos. Los melanocitos están irregularmente distribuidos a lo largo de la membrana basal.
Aparecen rojeces crónicas de distinto tipo como capilares dilatados o telangiectasias de distribución irregular y mezclada con púrpuras.
El poro se abre, con un aspecto inhomogéneo de la superficie de la piel.
La distinta intensidad de la presentación de estos signos permite clasificar el grado de intensidad de envejecimiento en función del grado de los efectos degenerativos epidérmicos y dérmicos mediante la escala de Glogau.

Diferencia Medicina Estética Life

Experimenta algo extraordinario

Nos apasiona la salud de la piel, la belleza natural y cómo puede convertirse en una parte integral de su estilo de vida. Somos gurús de la piel y prosperamos al compartir nuestra pasión y conocimiento. Le brindamos las herramientas para tomar decisiones informadas sobre el cuidado de la piel, todo en un entorno inspirador, seguro y sostenible.

-----------

Consulta de Valoración: $ 400.00 MN
Consulta Gratis al realizar algún Procedimiento
Consulta por Especialista en Cirugía

CITA DE PRIMERA VEZ

Incluye:
Cita de Valoracion y Diagnostico Dermatoestético (Con Lámpara de Wood)
Orientacion Dermatocosmética y Cosmofarmacéutica
Orientación para Limpieza Facial y Corporal en casa para evitar el envejecimiento prematuro 

Fotos de Pacientes

Centro de Atención
Baja California 192, Colonia roma. Consultorio 101. (A dos cuadras del metro Chilpancingo)


Whatsapp: 55 4098 4988
Siguenos en FACEBOOK!
Horario:
Lunes - Viernes: 12PM - 8PM
Sábado: 9AM - 2PM